SARPULLIDO

El sarpullido causado por el calor, también conocido como “fiebre miliar” o “sarpullido estival”, es una erupción de pequeños granitos (y a veces pequeñas ampollas) en la piel que pueden aparecer cuando un niño está demasiado caliente. Los granitos pueden ser de color rojo, en especial si la piel es blanca. Es más común en los bebés, pero pueden padecerlo niños de todas las edades.

 

¿Qué produce el sarpullido causado por el calor?

El niño suda para enfriarse. Si suda tanto que sus poros se obstruyen y el sudor no puede salir, desarrollará un sarpullido causado por el calor. (Los niños son particularmente propensos porque tienen poros más pequeños que los adultos.)

El tiempo cálido y húmedo es el más propicio para este tipo de sarpullido, pero puede aparecer en el invierno también, si el niño lleva demasiadas prendas de vestir o si tiene una fiebre que lo hace sudar mucho. A veces, los niños tienen sarpullido después de que se les ponga un ungüento para la tos en el pecho.

 

¿Cómo puedo evitar el sarpullido causado por el calor?

Mantén al niño cómodamente fresco vistiéndolo con prendas holgadas y livianas, en especial en los climas cálidos y húmedos. Los tejidos naturales como el algodón son absorbentes y le permitirán sudar con mayor eficacia que los tejidos sintéticos.

 

Una leve aplicación de talco en los pliegues de piel del niño puede ayudar a evitar el sarpullido.

 

Si el día es muy caluroso, mantén al niño dentro de la casa o busca un lugar externo fresco, con sombra o con brisa donde pueda sentarse a jugar. Asegúrate de que el niño beba mucho líquido para que no se deshidrate.

Derechos Reservados. Bielud 2020 | Desarrollo por Advant Marketing

instagram-logo.png
facebook-logo43x43.png