VERRUGAS

Las verrugas son tumoraciones infecciosas benignas que afectan a las capas superiores de la piel y las mucosas. El agente causal de la verruga es un virus llamado papilomavirus humano (PVH). Hasta la fecha se han aislado más de 70 tipos diferentes de PVH sin completarse del todo la clasificación de éstos.

 

¿Cómo se adquieren las verrugas?

Tras el contacto con personas que tengan verrugas, aunque el PVH tiene poca infectividad. No se conoce el periodo de incubación con exactitud y los datos recogidos apuntan a un periodo que va desde cuatro semanas a ocho meses. La autoinoculación directa determina la aparición y la posterior diseminación de nuevas verrugas.

 

¿Dónde aparecen las verrugas?

Las verrugas pueden afectar la piel y las mucosas. Por lo general se resuelven sin dejar cicatriz. Debido al rascado, pueden adoptar una disposición lineal, aunque a veces se pueden diseminar adoptando una disposición exantemática.

 

¿Qué son las verrugas vulgares?

Las verrugas vulgares son las más frecuentes y son producidas por los serotipos 2 y 4. Pueden ser únicas o múltiples. Las zonas mal irrigadas a nivel de los dedos son particularmente favorables, dado que la infección se ve favorecida por la falta de resistencia y la mala irrigación de la zona.

 

¿Cómo evolucionan las verrugas?

Las verrugas vulgares pueden resolverse espontáneamente, sin dejar cicatriz, tras un periodo de tiempo muy variable, que oscila entre semanas, meses o incluso años. A veces ocurren resoluciones espontáneas. Diversos estudios a largo plazo han demostrado que al menos el 60% de las lesiones se resuelven en 2 años dejados a su libre evolución.

 

¿Cómo tratar las verrugas?

Las verrugas se consideran una enfermedad infecciosa autolimitada de origen vírico, por lo que su tratamiento no debe ser nunca demasiado agresivo evitando tratamientos que dejen cicatriz. El tratamiento de las verrugas dependerá del tipo de las mismas, de su número, tamaño y localización, de la experiencia del médico y del deseo del paciente.

 

Si las verrugas no desaparecen solas pueden tratarse con líquidos irritantes para estimular las defensas del organismo contra el virus y queratolíticos para disminuir el tamaño de estas. En caso de que estos no sean eficaces pueden emplearse método como la crioterapia, el bisturí eléctrico o el láser.

Derechos Reservados. Bielud 2020 | Desarrollo por Advant Marketing

instagram-logo.png
facebook-logo43x43.png