BIOPSIA

Es la extirpación de una pequeña porción de piel para que sea analizada en el laboratorio. Existen cuatro tipos principales de biopsias de la piel:

• Biopsia por rasurado: se extrae la parte externa del área sospechosa.

• Biopsia con sacabocados o punch: se extrae un pequeño cilindro de piel mediante un instrumento punzante.

• Biopsia en huso: similar a la biopsia con sacabocados, pero algo más profunda. Se suele realizar con un bisturí para diagnosticar trastornos de las capas más internas de la piel.

• Biopsia por escisión: se extrae por completo el área del crecimiento anormal.

 

Razones para realizar el procedimiento

Se realiza una biopsia de la piel para evaluar y/o extirpar un tumor de la piel. Se realiza con más frecuencia debido a las siguientes razones:

• Para diagnosticar una infección bacteriana o micótica, cáncer, trastornos inflamatorios de la piel (como psoriasis) o crecimientos benignos en la piel

• Para verificar la presencia de piel anormal en el borde del área donde se extirpo un tumor

• Para supervisar la efectividad del tratamiento

• Para extraer verrugas, lunares, cáncer de piel u otros crecimientos

 

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

• El tratamiento previo de las enfermedades inflamatorias de la piel y la costra de una biopsia previa pueden complicar mucho más el diagnóstico.

• Inmunosupresión, trastornos de coagulación o problemas circulatorios (como diabetes), que pueden causar problemas de cicatrización

• Afecciones de las válvulas cardiacas, que incrementan el riesgo de inflamación del revestimiento interno cardiaco después de una cirugía. En ese caso, es probable que el médico le administre un antibiótico antes y después del procedimiento (por lo general, sólo para la biopsia por escisión).

Derechos Reservados. Bielud 2020 | Desarrollo por Advant Marketing

instagram-logo.png
facebook-logo43x43.png